Mi Realidad de Tinta: Cucarachas (Jo Nesbø)

Cucarachas (Jo Nesbø)

Cucarachas, Jo Nesbø

Kakerlakkene Harry Hole #2
Roja & Negra (PRH)
2015 384 págs.
Goodreads

View Full Size Image
Harry Hole visita Bangkok

Harry Hole, alcoholizado y adicto a la vitamina B12, llega a Bangkok con instrucciones claras: silenciar el escándalo tras el asesinato del embajador noruego. ¿Será necesario ocultar pruebas? Harry descubre que el caso esconde otras tramas siniestras: se trata de un asesinato mucho más complejo de lo que parecía.

Inmerso en el ruido y el tráfico de una ciudad multitudinaria, Harry recorre las calles de un Bangkok lleno de bares de reviente, templos, fumadores de opio, trampas para turistas... Harry trata de encontrar la clave del asesinato del embajador, aunque nadie se lo ha pedido. Y nadie le quiere cerca, ni siquiera él mismo...

Hace un par de meses atrás conocí a Jo Nesbø con 'El murciélago' y fue una historia que me ganó poquito a poquito hasta que me tuvo enterrada entre sus páginas y queriendo que el caso no terminara jamás. Mis espectativas para 'Cucarachas' era grandes porque la mayoría de los comentarios en Goodreads hablaban de que sus libros mejoraban con el tiempo y la ambientación noruega... y luego descubrí que este no estaba ambientado allá, pero me repuse de la pequeña decepción. Por algún motivo los libros del autor se publicaron en orden en su país, pero el editor en USA decidió comenzar con sus libros más avanzados por lo que se considera estos casi como precuelas, pero no, estos son simplemente los inicios: se nota en la búsqueda del ritmo, en el a veces exceso de personajesy sub tramas que de alguna forma logran salir adelante. Pero me estoy adelantando...

—Encontraron a Atle Molnes muerto en Bangkok, presuntamente asesinado —comenzó la comisaria.

Møller observó que el jefe de negociado ponía los ojos en blanco tras sus anteojos de marco de acero y, al oír el resto de la historia, entendió su reacción. Seguramente uno tenía que ser policía para afirmar que un hombre encontrado con un cuchillo introducido por el lado izquierdo de la columna vertebral, que había perforado el pulmón izquierdo y el corazón, había sido "presuntamente" asesinado.

Cuando el embajador noruego en Bangkok es encontrado muerto en la habitación de un motel por la prostituta que debía hacerle compañía las autoridades se apresuran a cubrir el hecho para que nadie se entere que uno de los amigos del Primer Ministro estaba involucrado en temas ilegales. Harry está hundido en la botella luego de lo ocurrido en Australia, pero de todas formas es considerado como el indicado para viajar a trabajar junto con la policía del lugar y resolver todo de la manera más rápida y silenciosa posible. De eso depende mantener su trabajo y el de su jefe, sobretodo cuando todos saben lo alcohólico que se ha vuelto luego de su último famoso caso resuelto y la violación de su hermana (con Sd. de Down)... sus fantasmas lo persiguen y Tailandia parece estar lo suficientemente lejos para que no lo persigan, mientras que además gana más tiempo para investigar por su cuenta. Pero Harry sabe que puede dejar de beber en cualquier momento (siempre ha sido de esa forma al tomar una desición) y luego del primer encuentro ebrio con la subcomisaria que será su compañera está listo para volver al buen camino (o intentarlo).

El problema es que Harry -siendo Harry- no puede dejar de notar pequeños detalles, hasta que el escándalo de un político encontrado en una posición comprometedora se convierte en un potencial escándalo por pedofilia: un mal común en este país. Harry, en compañía de Liz, Nho y otros compañeros locales comienzan a seguir las pistas de un caso que parecía sencillo pero no termina de encajar. Cuando conoce a la viuda del embajador (que parece vivir incluso más borracha de lo que él solía estarlo) y su hija de 17 que comienza a encapricharse de él las cosas comienzan a complicarse incluso más con políticos, guardaespaldas mafiosos, grabaciones que desaparecen y drogadictos que convenientemente mueren por culpa de opio mezclado con cianuro... y luego parece que un inocente está siendo culpado sólo para que las personas de círculos superiores puedan respirar tranquilas. Harry, en contra de los políticos y las jefaturas de policía de ambos países continúa investigando hasta llegar a conclusiones muy distintas a todo lo que nos pudimos imaginar en un principio.

Con una cantidad de personajes con las que cuesta mucho familiarizarse (y sinceramente, recordar quién es quién o quién hizo qué, cuando salen mencionados a penas una vez cada 50 páginas) y muchas aparentes subtramas ocurriendo al mismo tiempo, es necesario estar bien inmerso en la historia (¿50% tal vez?) para sentir que vamos a alguna parte, que las piezas forman parte del mismo rompecabezas y no de 20 distintos, y de que la acción está por venir. Sentí que en este libro fue incluso más lento que en el anterior, donde ocurrido un suceso no hubo forma de detenerse. Esta parece ser una carretera llena de discos 'PARE' que no nos quieren dejar llegar al final. Aunque hay menos de mitología, la cultura y costumbres del lugar impregnan la historia de principio a fin. Otra cosa que aplaudirle al autor es esa capacidad de descripción que parece transportarnos a las calles infernales de Bangkok, a los atascos, el calor, las cucarachas y la normalidad de niños siendo vendidos por medio de señales inocentes como la compra de un chicle.

—Dijiste que estás limpio? ¿Se te da bien renunciar a las cosas, Hole? Como la historia de los cigarrillos. ¿Simplemente tomas una decisión  y te mantienes firme pase lo que pase?

—Bueno. Sí. Supongo que sí —dijo Harry—. El problema es que las decisiones no son siempre muy acertadas.

Mi gran problema con Cucarachas es la sensación de Deja vu que me acompañó durante el tercio final de la historia, en la que sin estar segura de quién era el culpable vi repetirse acciones que perdieron el factor impacto y parecieron incluso inconexas o metidas a presión de forma apresurada en un párrafo. Aparentemente nuestra misión en la vida es destruir a Harry y lo estamos haciendo muy bien. Entiendo que estas novelas sean las primeras de la serie, les cuesta encontrar el ritmo sin dejar de ser buenas y estar fantásticamente construídas, pero algo les falta, algo que estoy esperando el autor vaya perfeccionando a medida que sigamos avanzando en los casos de Hole, y viendo como ya van 10 libros publicados en la serie no me queda más que seguir leyendo para ver cómo cambia Harry con el paso de los años. La contraportada del libro dice #ADICTIVO y puedo prometer que es verdad.

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Otras ediciones


Cockroaches (Harry Hole, #2)Karaluchy (Harry Hole, #2)ScarafaggiŠváby (Harry Hole, #2) 

Dos días y medio tardé en leer Cucarachas (que es más largo de lo que parece al verlo) y ahora soy más fan de Harry Hole. Si les gusta la novela negra los libros de Nesbø deberían ser parte de sus próximas lecturas ;)

1 comentario:

  1. No conocía esta serie y al autor, hasta que vi que lo leías y la verdad, no me llamo la atención desde que vi el título xDDD Pero ahora que leo la sinopsis y tu reseña y la del anterior, sí que me gustaría leerlos :D
    Así que gracias y voy a empezar a buscar :D

    Besos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! Todos somos libres de tener nuestra propia opinión, pero por favor, recuerda hacerlo siempre con respeto hacia los otros :)