Mi Realidad de Tinta: Relatos de una mujer borracha 2 (Martina Cañas)

Relatos de una mujer borracha 2 (Martina Cañas)

Relatos de una mujer borracha: Del amor y otras fiestas, Martina Cañas

Relatos de una mujer borracha #2
Plaza & Janés 2017 146 págs.
Goodreads

Según Martina, en su primer libro se comportó como una señorita, una más bien recatada, respetuosa y elegante. Pero ahora ya agarró confianza, y quiere que sea algo distinto, o, como ella misma dice: "este libro es un piquero con todo a la piscina, pero a la piscina de piscola sosí".

Relatos de una mujer borracha 2 nos da las claves para entender los amores y desamores de Martina, con historias prohibidas, consejos amorosos, reglas amatorias y anécdotas sabrosas. Y, por si fuera poco, incluye los secretos para convertirse en "una mujer borracha y no morir en el intento" y el "choróscopo 2017".

«Yo más seca que choro de abuela del hogar las rosas acepté y resultó no ser agua, era vodka puritano. Me lo tomé todo porque, a pesar de que tenía la guata llena por el bajón, siempre tendré espacio para el copete, porque el copete no se va a la guata, va directo al corazón.»

Martina está de vuelta con sus historias de piscolas, vodka y otras bebidas alcoholicas acompañadas de fiestas y amores eternamente fugaces. Si bien nunca reseñé el primer libro y en un principio no planeaba leerlo —lo pedí prestado y lo leí un día en internado porque la verdad es que los capítulos son cortos y la narración divertida—, todo el mundo hablaba de él y no es muy difícil convencerme de leer un libro (i'm easy like that) por lo que me uní al resto del país en la lectura.

No po', no vivirás feliz para siempre. ¿Cómo vamos a vivir felices para siempre si menstruamos, por la chucha?

La autora se hizo conocida por compartir sus historias primero en su facebook y luego en la página que creó para ellas del mismo nombre "Relatos de una mujer borracha", ahí comenzaron a hacerse virales los relatos de sus aventuras, amores, desamores, amistades y carretes. La verdad es que mi impresión con el primer libro fue que si bien el formato funcionaba en la página de facebook (me he reído un montón con sus post) en el libro no se sentían igual, perdían un poco la fluidez, pero en este segundo libro eso cambió. Puede que sea por que la misma autora nos advierte de que el primero estaba un poquito diluído para dar una buena primera impresión, pero que ahora ya no hay filtros.


Esta vez el libro está dividido en varios segmentos. El primero es "El amor, el amor, el amor", donde desde la primera historia vemos como no todos los cuerpos perfectos permanecen igual de perfectos una vez que ha pasado la borrachera y no todos los recuerdos de la noche anterior regresan; también que el amor no tiene edad, donde leemos su romance con un hombre mayor que se tuerce en un baño para convertirse en un romance pseudoadolescente que la convierte en Cenicienta cuando en vez de una calabaza llega la mamá de su galán a buscarlo. Su historia de desagrado por el amor romántico es una de mis favoritas en el libro: buta que es desagradable que te metan el amor y la mamonería a la fuerza hasta por la garganta. El palo para golpear parejas eternamente melosas debería ser real y venderse en todas las farmacias.

Relatos de una mujer borrachaAbre paréntesis. Hay muy pocas cosas más matapasiones que un mal beso. Entre ellas, los hombres que sabanean los peos, los hombres que usan calcetas con sandalias y con las uñas de los pies amarillas, los hombres que bailan tecno mejor que mina, y el mal tufo. Cierre paréntesis.

En "El sexo" —segundo segmento— Martina nos entrega 6 reglas (que algunos de sus amigos han seguido o no) que incluyen entre ellas por ejemplo la frecuencia, la importancia del tamaño, el poder apretar el gatillo con la frecuencia que uno considere necesaria, entre otras. Aquí algunas son historias y otros comentarios más breves, pero todas relacionadas con el tema principal. También encontramos en el libro una pequeña guía que nos enseña cómo acabar una relación en 5 pasos —segmento 3— (mucho más rápidos que los 10 que vemos en la película con Kate y Matthew), e incluso uno extra por si los anteriores fallan. Todo esto comprobado por ella misma en la vida real.

Las otras borracheras —cuarto— es el segmento más desarrollado, con las historias bizarras que no contó la vez pasada e incluye Tinder, tecnología, Pomaire, peleas, primos e incluso... no poder tomar por orden médica. TRAGEDIA. Lo mejor de este libro es la capacidad que tiene de hacer reír al lector con experiencias narradas en una página y media, además de la imaginación para sacar frases inesperadas para coronar momentos gloriosos. Lo único que a veces me seguía cortando la inspiración al leer eran las canciones que adornan las historias de vez en cuando, pero incluso eso fue menos molesto que en el libro anterior.

The copete triplica lé capacité de parlar otras linguas y de dancar otros bailes.

Esta vez en vez de un decálogo el libro está coronado por las fe de erratas de la mujer borracha —cuando fingir demencia ya no funcione está será la técnica a utilizar— y el choróscopo 2017, que de forma personal me dice que necesito salir a bailar y emborracharme, darle una nueva oportunidad a mi hígado (y no exhibir mis partes nobles en público) y me da el mejor número de la suerte que podría existir: 03 03 456 nananananananá 🎶 Afírmate Pedrito Engel, que si a Martina le ofrecen una piscola en el matinal te deja sin pega en dos segundos.


En resumen: Si le gustó el primer libro, si es fan de la página de facebook, o si sencillamente quiere leer algo entretenido en la playa/río/laguna/trabajo/taxi/uber/plaza o donde prefiera leer esta podría ser su elección perfecta, sobretodo si puede leer acompañado de un melón con vino, una chelita o —la preferida de la autora— una piscola.

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Relatos de una mujer borracha 2 ya está disponible en librerías ;) Yo me voy a pasar el calor con algún libro y algo de tomar mientras tanto 😏
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por dejar tu comentario! Todos somos libres de tener nuestra propia opinión, pero por favor, recuerda hacerlo siempre con respeto hacia los otros :)